Un matrimonio de empresarios aristócratas funda una firma de “ropa ecológica»

Un matrimonio de empresarios aristócratas funda una firma de “ropa ecológica»

Una firma de moda pretende combinar la sostenibilidad con el éxito empresarial. En estas líneas encontrará respuestas a las preguntas que todo el mundo se está haciendo: ¿Estará su intento fetichista de desfetichizar la mercancía cargado de ideología putrefacta? ¿Se tratará de una forma de greenwashing hiperrentable? ¿Estarán perpetuando la lógica reproductiva e ideológica del capital? Siga leyendo.

Macarena Rey es la CEO de Shine Iberia, productora de MasterChef, Maestros de la Costura, Me Resbala, La Isla, etc. Shine Iberia ha tenido problemas con el sindicato de TVE por el cumplimiento de los convenios laborales y ha sido acusada en múltiples ocasiones de fraude. La productora se queda con casi todo el beneficio del merchandising que se publicita mediante la televisión pública. Macarena Rey es también la productora ejecutiva de MasterChef Junior que, como dicen Los Ganglios en la canción La última palabra: “como venga UNICEF te cierra el chiringo porque esto es un poquito explotación infantil”.

El marido de Macarena Rey es Javier Goyeneche, conde de Guaqui, de Casa Saavedra, marqués de Artasona, de Villafuerte y Grande de España. También es el fundador de Ecoalf, una firma de moda especializada en ropa reciclada y sostenible. Ecoalf aumentó sus ventas online un 64% durante el 2020 y cerró el año con una cifra de negocio de 24 millones de euros. Por supuesto, ese mismo año tuvo que recurrir a un ERTE mientras crecía en los mercados del centro de Europa y preparaba su expansión a Estados Unidos.

Como no podía ser de otra manera, desde el programa Maestros de la Costura se publicita Ecoalf todo lo que se puede. De los miembros del jurado de Maestros de la Costura hablaré en otro momento (un saludo a Alejandro Gómez Palomo, crack). De quien sí toca hablar es de Jordi Cruz, jurado de MasterChef y reputado chef que considera que sus becarios deberían pagarle por trabajar para él. Pues bien, Jordi Cruz vende en su web unas camisetas antiestéticas fabricadas por Ecoalf y dona un 10% del precio de las mismas a la Fundación Ecoalf cuyo objetivo es limpiar los mares. Sirvan estos ejemplos para bosquejar sucintamente la ilustre endogamia.

¿Qué personalidades visten Ecoalf? Algunos miembros de la familia Real: Victoria Federica, Iñaki Urdangarín y la ex reina consorte Sofía. Algunos representantes del siempre lúcido gremio de actores: Javier Bardem, Will Smith, Úrsula Corberó, Richard Gere, Elena Anaya y Gwyneth Paltrow entre otros. El igualmente sagaz gremio de cantantes: Alejandro Sanz, Rosalia, etc. Ecoalf también se encarga de vestir a los jugadores del endeudadísimo Real Club Deportivo de la Coruña. Y, qué sé yo, a muchos más lumbreras como por ejemplo Jordi Évole e Íñigo Errejón.

Sobre la putrefacta ideología de Ecoalf baste con señalar que su colección más famosa consiste en una serie de prendas estampadas con el mensaje “Because there is no planet B”. Dicen que fabrican ropa con materiales reciclados, e igual es verdad, pero lo que en realidad venden es la posibilidad de estar a la última moda a la vez que los demás ven lo (mal)concienciado que cada cual está con la causa ecológica. No voy a perder tiempo exponiendo porque no es ecológico vender por internet, producir innecesariamente en lugar de distribuir mejor o por qué la lógica inherente a la moda actual es derrochadora. 

Parafraseando Ornamento y delito de Adolf Loos solo me queda decir: ¡Gracias a Dios que hay una crisis climática para que la industria textil pueda seguir estampando eslóganes de concienciación las primaveras-veranos y los otoños-inviernos de todos los años. Es más, que se produzcan más crisis para que exista siempre una moda nueva por llegar y así hacernos ricos y más ricos con flamante sostenibilidad.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.